AVISO: Las frases de la serie Mentes Criminales ahora se encuentran en:
http://hasmgrupu.blogspot.com/search/label/Mentes%20Criminales

viernes, 12 de junio de 2009

Lockheed T-33A del Ejército del Aire Español

Lockheed T-33A operado por dos escuadrones
del Grupo de Entrenamiento de 41 de Valenzuela.

El Lockheed T-33 era un proyecto derivado del caza F-80 para conseguir un reactor biplaza con misión principal de entrenamiento. Es un desarrollo lógico del F-80 monoplaza, el T-33A tiene un parentesco evidente con el F-80, de echo, como base del proyecto T-33 se utilizó el F-80 con número de serie 48-356, prolongando más de un metro el armazón del mismo con el fin de instalar un asiento trasero bajo una única carlinga. El primer vuelo de este avión se realizó el 22 de marzo de 1948 como TF-80C.

Tras su puesta en servicio en la USAF, el T-33, se construyó en cantidades que sobrepasaban a las del F-80, se convirtió en el modelo instructor de reacción estándar de la USAF, equipando a las academias de vuelo durante varios años.

Entre las variantes de este modelo se encuentran 700 ejemplares entregados a la US Navy, denominados SeaStar TV-2. Por otro lado, el T-33 ha formado parte de escuadrillas tan importantes como los "Thunderbirds" (1953-1960) o los "Blue Angels".


Lockheed construyó unidades hasta agosto de 1959. En total, fueron fabricados 6.557 aparatos por las compañias Lockheed (5.691), Canadair (656 CL-30 "Silver Star") y Kawasaki (210), por ello, el Lockheed T-33A es con mucho el instructor a reacción de más éxito y en el que más pilotos de aviones a reacción occidentales se graduaron, por lo que fue apodado "universidad volante".

Entre los hitos más destacados de este aparato caben destacar, que el T-33 fue el primer avión en volar a más de 1.000 km/h, que fue el primer avión a reacción que obtuvo una victoria en combate entre aviones a reacción (contra el MiG-15 en la Guerra de Corea),

Aún, a día de hoy, se puede encontrar operativo en algunas fuerzas aéreas como por ejemplo Bolivia, aunque se espera su pronta retirada del servicio.


Muchas unidades se enviaron a los aliados de EE.UU. en virtud del Military Assistance Program (Programa de Ayuda Militar), entre estos aliados se encontraba España.

Los T-33 que iniciaban las entregas llegaron a primeras horas de la tarde del día 24 de marzo de 1954 a la todavía inconclusa Base Aérea de Talavera la Real (Badajoz). Se trataba de 6 ejemplares de la USAF, venían desde la base norteamericana de Chateauroux, en Francia, tripulados por personal de la USAF y con las marcas estadounidenses sobre ellos. Estos seis aparatos fueron los primeros reactores del Ejército del Aire. Durante el resto del año 1954, y hasta 1958, fueron llegando más ejemplares hasta completar el total de 48 concedidos por la como parte del programa MAP (Military Assistance Militar), completándose los 30 aparatos que formaron la dotación de la Escuela de Reactores. El Ejército del aire los denominó E.15. En 1964, el Ejército de Aire adquirió, a un precio ventajosso, 12 aparatos más, procedentes de los que la USAF tenía destinados en Europa, y que fueron traídos en vuelo desde la Base Aérea de Mildenhall (Inglaterra) hasta Talavera por pilotos españoles.


Tras iniciar su andadadura en la Escuela de Reactores de Talavera la Real, más tarde formó parte de las Alas de Caza 1,2,4, 5 y 6, ubicadas en las Bases Aéreas de Manises, Zaragoza, Morón y Torrejón y el Ala de Caza número 3 en la Base Aérea de Villanubla tuvo unos pocos en dotación en 1958, pero por breve espacio de tiempo. A partir de 1973, los 50 T-33 del Ejército del Aire se agruparon en la la Base Aérea de Zaragoza para formar parte del 41 Grupo creado en abril de ese año. El último de estos aviones fue dado de baja en el Ejército del Aire el 12 de marzo de 1985, cerrando su vida de 31 años en el Ejército del Aire.


Los tres ejemplares que posee el Museo del Aire forman parte del lote de 12 adquiridos a la USAF en 1964, dos de los cuales están cedidos a otras entidades museísticas en vitud de respectivos acuerdos de colaboración.


Otros T-33 pasaron al final de su vida operativa a decorar Bases e instalaciones del Ejército del Aire.
El T-33 fue sustituido en sus servicios en el Ejército del Aire por los más modernos CASA C-101 "Aviojet".

Datos técnicos
  • Longitud: 11'48 m.
  • Envergadura: 11'85 m.
  • Altura: 3'65 m.
  • Peso vacío: 3.680 kg.
  • Peso máximo al despegue: 5.400 kg.
  • Velocidad máxima: 960 km/h
  • Alcance: 2.200 km.
  • Autonomía: 3'12 horas
  • Motores: 1 x Allison J-33 con un empuje de 2.450 kg.
  • Techo máximo: 14.500 m.
  • Armamento: misíles aire-aire

No hay comentarios :

Publicar un comentario